Carta al Presidente de la CAM y Alcaldes de Rivas y Arganda, solicitando la reconversión de la línea 9 del metro

 

Señor Presidente de la Comunidad de Madrid
Con copia a Señores Alcaldes de Rivas-Vaciamadrid y Arganda.

SOLICITUD PARA LA CONVERSIÓN DE LA PROLONGACIÓN DE LA LINEA 9 DE METRO (TREN DE ARGANDA).

Como usted conocerá, la prolongación de la Línea 9 de Metro de Madrid (L9B) se llevó a cabo en el año 1999 para dar servicio ferroviario a RivasVaciamadrid y Arganda del Rey, utilizándose el sistema de concesión administrativa a la empresa Transportes Ferroviarios de Madrid SA (TFM), por lo que dicho tramo de la Red de Metro quedaba bajo explotación de una empresa privada.

Desgraciadamente los problemas de este tramo han dejado de ser meras anécdotas y, como usted también sabrá, las averías e incidentes serios se han multiplicado bajo la explotación de la mercantil TMF. Explotación mercantil que ha rebajado las frecuencias de paso de los trenes hasta llegar a ser las más bajas y de horarios más restringidos de toda la Comunidad de Madrid, todo sea dicho, con unas vías en tan claro deterioro que los convoyes han debido rebajar su velocidad hasta un 50% desde hace más de un año.

Sólo esto puede explicar el hecho de que la demanda de viajes en la L9B haya bajado pretexto usado por TFM para reducir las frecuencias mientras la población de Rivas y Arganda se incrementaba, especialmente de la primera, que multiplica sus efectivos de manera continuada. La aceptación por parte de la población del híbrido L9B, mal diseñado y peor explotado, ha sido bastante discutible.

Estará usted con nosotros en que la construcción del Tren de Arganda, en pleno proceso de expansión inmobiliaria, no se argumentó desde razones prácticas, de utilidad para la ciudadanía, sino más bien por intereses de promotores y constructores. Sólo así cabría explicarse un trazado que conecta periferia con periferia, lejos de los grandes intercambiadores de la red de Cercanías (Atocha y Chamartín) y con tiempos de conexión con éstos muy superiores a los del resto de municipios, ya no de la corona metropolitana de Madrid, sino incluso de poblaciones mucho más alejadas.

Desde PODEMOS creemos en un transporte público explotado por empresas públicas, de forma transparente y democrática. Creemos en un transporte público que ofrezca su servicio a la ciudadanía, no a una empresa concesionaria que, además, recibe una subvención por billete como premio a su deficiente explotación y que lo único que está consiguiendo es hacer que la mayoría de la población ripense y argandeña opten por usar el coche privado en sus desplazamientos.

Desde PODEMOS nos preguntamos si ese coste en carreteras, en construcción, en mantenimiento, en el plus de compra de combustibles o en el de contaminación, forman parte de los costes tenidos en cuenta por los actuales gobernantes para tomar las decisiones que nos han dejado con una L9B explotada por TFM en condiciones que rozan lo paupérrimo.

En PODEMOS somos conscientes que, pese a lo anunciado por el Gobierno de la nación y el de la Comunidad, este país no ha salido de la crisis económica. Por ello y aunque el propósito final sea la conversión de la L9B en una línea de Cercanías de la Red Nacional Integrada, su elevado coste nos obliga a retrasar esa petición, planteando otras opciones que dignifiquen el transporte en la L9B, utilizando lo existente y sin incurrir en costes inútiles.

Desde PODEMOS solicitamos:

1. Incrementar las frecuencias de trenes durante dos franjas horarias al día, coincidentes con las horas punta de mañana y de tarde, de lunes a viernes. El paso de trenes se debería hacer cada 5 minutos, igual que en el resto de la L9. Las franjas serían de 07:00 a 10:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas.

2. Durante las franjas del punto anterior los trenes harían el recorrido Arganda del Rey Mirasierra sin “cambio de tren” o transbordo.

3. Se mantendrían el resto de frecuencias para el resto de horas, tanto de lunes a viernes, como de fin de semana, si bien para estos servicios sería obligatorio que la compañía concesionaria estableciese “mallas de paso”, tablas de horarios de obligado cumplimiento que, además, deberían estar coordinados con los horarios de Cercanías y del resto de la L9B en Puerta de Arganda. Las mallas deberán publicarse en los tablones informativos.

4. Igualar los horarios de apertura y cierre al del resto de la red de Metro de lunes a domingo.

5. Mantener convenientemente las vías y eliminar las restricciones de velocidad en un tiempo lógico. En ningún caso permitir a la concesionaria que mantenga las vías en las condiciones que ella considere más rentables para su negocio.

6. La empresa concesionaria deberá tener un Plan de Contingencias en caso de avería con cierre temporal de la línea. Deberá contemplar obligatoriamente la puesta en funcionamiento inmediata de un transporte sustitutivo mientras dure la avería. En todo momento la compañía deberá ofrecer información veraz a través del medio que se considere más eficaz, sobre las causas de tales incidencias. El Plan y las causas de las posibles incidencias deberán estar a disposición del viajero en todo momento.

7. Publicar el contrato de concesión y las condiciones negociadas con la concesionaria, así como sus variaciones a lo largo del tiempo. Está información contendrá también los datos mercantiles de la concesionaria, sus cuentas anuales y la memoria, así como los datos de sus accionistas mayoritarios.

8. Realizar un estudio para analizar la viabilidad y costes de la integración de la actual L9B en la red de Cercanías de Madrid.

 

Atentamente,
Rivas, 1 de Agosto de 2014
CÍRCULO DE PODEMOS EN RIVAS-VACIAMADRID

Podemos

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *