En un momento de enorme dificultad y empobrecimiento para la inmensa mayoría de las personas, Podemos nace para convertir la indignación en cambio político, y para construir democracia a través de la participación ciudadana y la unidad popular.

Como tantas otras personas, sabemos que la democracia no consiste en votar cada cuatro años. Asumimos el reto de organizarnos para hacer política, porque si pasamos de la política al final son otros quienes nos la acaban haciendo en nuestra contra. Por estos motivos trabajamos en círculos locales, territoriales y sectoriales, en ciudades, y pueblos, en los barrios y vecindarios, de manera abierta y sin prejuicios, en torno a tres ejes fundamentales:

  • Democracia y soberanía popular
  • Participación y decisión ciudadana
  • Derechos sociales, cambio de modelo productivo, reparto del empleo y la riqueza.

En las calles se repite insistentemente: “Sí se puede”. Queremos ampliar ese grito, porque sabemos que si nos juntamos hacemos lo que Podemos.

Por eso, PODEMOS es un movimiento que trata de unir en un gran bloque, a partidos de izquierda, movimientos sociales y personas honestas que defiendan un programa básico, que no es otro, que el que ya se está defendiendo desde hace tiempo en las calles y ciudades de toda España. Este movimiento va a presentarse a las elecciones europeas del próxi­mo 25 de mayo y necesitamos que muchísima gente se organice para obtener el mejor resultado posible.

Queremos dejar atrás el estado de desánimo, la queja y la indignación que muchos/as venimos sintiendo, creemos y queremos tener derecho, de verdad, a decidir sobre nuestras vidas y sobre nuestra sociedad. No podemos esperar soluciones de quienes no quieren ni pueden ya en­contrarlas, quienes nos gobiernan lo hacen para sus propios intereses o están ya agotados, tiene que ser la gente común, tú y yo, quienes busquemos nuevas vías y recuperemos así la dignidad.